Mates Burilados

Selección de los mates
Teñido
Lavado
Burilado con buril
Burilado con pirograbador
Acabado
Mates
Selección de los mates: se seleccionan los mates de acuerdo al producto que se quiera hacer (forma, color, defectos, etc.).

Limpieza: se lava la corteza exterior del mate.

Teñido natural: se sumergen los mates durante aproximadamente 15 minutos en una olla con agua hirviendo, anilina del color deseado y un mordiente para la fijación del color (alumbre). Se retiran los mates, se lavan para quitar el exceso de tinte y se secan.

Cortar: se corta el mate con cuchillo o con caladora eléctrica para mayor precisión.
Limpieza interior: según los objetos de mate, se cortan y se limpian los interiores de la calabaza (quitando la pulpa).

Burilado: se burila el mate con un buril para formar diseños con las incisiones. Los mates nos cuentan historias representando escenas de la vida cotidiana y de la naturaleza.

Quemado: se expone el mate a una fuente de calor. Tradicionalmente, los artesanos utilizan tizones de leña del quinual, ahora también utilizan pirograbador. La intensidad del calor va dando el color al mate, del marón claro al negro.

Barnizado: frotar la superficie del mate con una cera transparente para darle brillo

Fondo blanco: se aplica tiza o yeso mezclado con agua en la superficie del mate. Al limpiar con un trapo húmedo, las incisiones quedan coloreadas de blanco.

Tecnica “primavera”:
1. Burilado y calado
2. Tecnica del fondo blanco
3. Pintado con témperas o anilinas

Pulido: para dar el acabado al mate burilado. Se lustran con ceras para darles brillo.